<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://ct.pinterest.com/v3/?event=init&amp;tid=2612755528667&amp;pd[em]=<hashed_email_address>&amp;noscript=1">
G5

Blog

Inizio > Las mejores frases para vender un producto cosmético

Las mejores frases para vender un producto cosmético

Las mejores frases para vender un producto cosmético

las-mejores-frases-para-vender-un-producto-cosmetico_flowww

Uno de los factores decisivos en una venta es saber comunicar. Dominar el lenguaje te ayudará a expresarte con empatía, espontaneidad y lo más importante, con el foco puesto en la venta. Y éstas deben surgir del consejo y de la recomendación de soluciones a la medida de los problemas y necesidades de los clientes.

Otro de los pilares de una buena comunicación es el conocimiento. Así que como profesional experto en estética y belleza deberás conocer todos tus productos, propiedades, efectos y posibles combinaciones con otros productos y tratamientos. Con ello, podrás recomendar siempre los mejores productos, basándote siempre en los requerimientos del cliente, su historial y por supuesto, en la situación actual de su piel o cabello.

Si, a veces, no sabes por dónde empezar, hoy vamos a darte algunos tips para crear tu propio argumentario de ventas y algunas de las mejores frases para vender un producto cosmético. ¡Infalibles! Ponlas en marcha para conseguir que tus clientes digan 'Sí' a tus recomendaciones y así, cerrar más ventas con éxito. ¡Vamos!

Las mejores frases para vender un producto cosmético

Empieza por diseñar tu propio argumentario de ventas.

Antes de saber qué frases usar para vender más, deberás desarrollar un argumentario de ventas en el que detalles los fundamentos de tu estrategia y cómo vas a llevarlos cabo. Asimismo, éste deberá llevar aparejado un completo protocolo de ventas, que describa los pasos a seguir durante el proceso de venta. El objetivo es cerrar más ventas, impulsar tu rentabilidad y ofrecer al cliente una experiencia personalizada.

Veamos cuáles son los puntos claves para definir tu argumentario de ventas:

  • Conoce las necesidades de tu público objetivo y de tus clientes actuales. Investiga, escucha y realiza encuestas a tus clientes y seguidores en redes sociales, valiéndote de Google Forms y de los cuestionarios en Stories, por ejemplo.

  • Busca productos que se adapten perfectamente a lo que necesitan. Cada día tú y tu equipo estáis en contacto con los clientes y debéis aprovechar el tiempo que compartís para conversar con ellos, conocerlos y saber exactamente qué necesitan, qué les preocupa y cuáles son sus expectativas. Esta información es decisiva para 

  • Piensa en posibles objeciones que pueda plantearte el cliente. Debes estar preparado para el 'No' y para una oposición, tanto firme como por falta de convencimiento. A lo mejor el cliente no sabe lo que necesita, cuál suele ser el precio de un producto así y las ventajas. No lo ha probado, no ha tenido oportunidad. Aquí es donde deberás salir al paso y desplegar argumentos que rebatan de forma educada sus objeciones o bien, que te ayuden a desmontar posibles mitos o falsas creencias.

  • Escucha al cliente, entiende su caso particular y desarrolla tus argumentos. Aconseja, acompaña y recomienda. Esas son las claves para ganarte la confianza del cliente y hacerle sentir cuidado y correctamente atendido. Al final, un cliente que decide comprar un producto es porque confía en ti y en tus recomendaciones como consultor experto en estética y belleza.

  • Explica los beneficios del producto por sí mismo y combinado con un tratamiento. El objetivo es que te compre a ti el producto ideal y no compre uno genérico en la droguería o supermercado.

¿Necesitas más ideas? Descubre más argumentos de ventas para conseguir más citas y aumentar tu rentabilidad.


Frases para vender un producto.

  • 1. Averigua si el precio supone un factor decisivo para el cliente.
    "Si bien el precio es un poco más elevado de lo habitual, se trata de un producto de cosmética profesional". Poner en valor la calidad profesional de un producto puede ayudarte a justificar el precio.

  • 2. Busca la manera de solucionar el problema u objeción del cliente
    "Si tus expectativas con este tratamiento son éstas, necesitarás este producto para reforzar los efectos y seguir trabajando desde casa. Si el precio te resulta un poco elevado, podemos compensarte el coste con un descuento especial en la próxima visita o en un producto complementario de tu elección".

    "Si no sueles usar productos de este tipo, ¡no te preocupes! Nosotros te enseñaremos a usarlo ahora mismo y además, recibirás un email con tips de uso y recomendaciones que te ayudarán a sacarle el máximo partido. ¡Se convertirá en un favorito indispensable en tu rutina de cuidado (facial/corporal)".

    "¿Sabías que este producto además de (----), te ayuda a (-----)?".
    Poner en valor los beneficios del producto te ayudará a convencer al cliente de su viabilidad y de las ventajas de usarlo.

    "Sé que te preocupa (----), ¿qué tal si pruebas este producto? Es perfecto para solucionar (----)".

  • 3. Incide en que se trata de un producto que ofrece resultados satisfactorios y probados en muchos de tus clientes
    .
    "¿Habías pensado alguna vez en usar productos de cosmética profesional en casa? Esta línea es un clásico de nuestra clínica y un favorito entre nuestros clientes. Usarlo como complemento de este tratamiento te ayudará a mejorar los resultados y a trabajar en la calidad de tu piel desde el primer día".

  • 4. Explícale cómo el producto puede ayudar a satisfacer sus necesidades y aportarle valor añadido
    . Para ello, podrás empezar con una evaluación o diagnóstico. Al mismo tiempo que le recomiendas un tratamiento, a partir de un bono o pack, podrás sugerirle la compra de un producto que le ofrezca una solución completa a su problema o preocupación.

    Por ejemplo, podrás decirle "Este producto está pensado para solucionar afecciones cómo (----) y ayudar a cuidar tu piel durante el tratamiento (----), a fin de mejorar su tono, elasticidad, etc".


  • 5. Ten siempre preparada una alternativa, por si no lo tiene claro o prefiere otro tipo de texturas
    . Por ejemplo, si tu objetivo es complementar los efectos que les ofreces con el tratamiento, podrás ofrecerle un producto concreto y tener siempre uno en la recámara. "

    Tenemos esta crema que (----), pero si no te gusta la textura tenemos esta loción o sérum más ligero"
    . Junto con esta frase, podrás pedirle permiso para probar las dos texturas en su piel y ayudarle a decidirse por una u otra. Si le gustaran ambas, podrías crear un kit personalizado ofreciéndole un pequeño descuento e indicándole la mejor manera de aplicarlos.



¿Qué te han parecido estas ideas? Si quieres empezar a ponerlas en práctica, pero necesitas aprender más sobre cómo artícular tu argumentario de ventas y tu comunicación con el cliente durante este proceso, ¡atento a este curso!

Haz clic ahora en la imagen que te dejamos a continuación y descárgalo ahora en PDF gratis. ¡Lee, aprende y sigue los casos prácticos!

Notas relacionadas

Marketing para enamorar,Estética,Belleza

Datos importantes del sector de la belleza y el bienestar

Novedad de Mayo: Autenticación con One Time Password

Proceso creativo del rebranding - Entrevista a Juan ...

Qué es la eficiencia energética y de qué forma puede ayudar ...

El inventario de productos, una necesidad básica para tu ...

Ciclo de vida del producto, la evolución de las ventas

¡Conoce la nueva identidad de marca de flowww!

Novedades de Abril: ¡Conoce las últimas actualizaciones del ...

Nueva imagen, mismo propósito

¿Por qué un rebranding? - Entrevista con Natalia Villora, ...

G6