<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://ct.pinterest.com/v3/?event=init&amp;tid=2612755528667&amp;pd[em]=<hashed_email_address>&amp;noscript=1">
G5

Blog

> Cómo cumplir con la normativa de bioseguridad en tu salón de belleza

Cómo cumplir con la normativa de bioseguridad en tu salón de belleza

como-cumplir-con-la-normativa-de-bioseguridad-en-tu-salon-de-belleza_flowww

como-cumplir-con-la-normativa-de-bioseguridad-en-tu-salon-de-belleza_flowww

Cuando un cliente viene a tu salón de belleza espera relajarse, disfrutar de un momento de cuidado y ponerse guapo. Lo que menos desea es irse con una infección, ¿verdad? Por eso, siempre extremas la limpieza y usas materiales desechables. De eso va precisamente el artículo de hoy, de bioseguridad.

Probablemente, hayas oído hablar en alguna ocasión sobre protocolos de bioseguridad para salones de belleza, pero aún tengas confusos o desconozcas algunos conceptos y normas vitales. Seguirlos es primordial para garantizar la higiene, la salud y la protección, tanto de tu equipo como de tus clientes. 

Para ayudarte a lograrlo con éxito, hoy hemos confeccionado para ti una guía básica de bioseguridad para salones de belleza, en la que te destacaremos los puntos clave a seguir y además, algunos trucos para garantizar su cumplimiento con la ayuda de un software de gestión como FLOWww.

Guía de bioseguridad para salones de belleza y centros de estética

En los salones de belleza y centros de estética existe un alto riesgo de contraer infecciones y enfermedades, ocasionadas por el uso de equipamiento, material e instrumental de corte, que no ha sido esterilizado e higienizado de la manera adecuada. Para evitarlo, hemos seleccionado una serie de medidas muy fáciles de aplicar en tu día a día. ¡Allá van!

1. Usa material protector desechable para ti y tus clientes.

Dependiendo del tratamiento que vayas a realizar, deberás usar guantes, mascarillas, gorros o tangas desechables, e incluso, gafas protectoras. Además, deberá usar cubrecamillas, rollos de papel e incluso, fundas de plástico aislantes. Esto protegerá de posibles infecciones en piel, uñas o cabello, tanto a los miembros de tu equipo como a tus clientes. La profilaxis es muy importante en tratamientos de belleza, donde se está en contacto directo con la piel y posibles fluidos.

Para gestionar el stock de todos estos materiales de consumo interno y no quedarte nunca sin existencias, podrás apoyarte en un software de gestión como FLOWww, con el que podrás gestionar y controlar tu stock de una manera 100% inteligente y eficiente. Podrás asociar el consumo de producto a cada servicio para que por cada par de guantes, cada mascarilla o reposición de papel que gastes, se vayan descontando de tu stock. 

2. Utiliza contenedores especiales para residuos.

Esta medida es probablemente una de las más importantes. Muchos salones de belleza echan todo a la basura de manera indistinta, sin separar los residuos por tipos. Por ejemplo, igual que ahora separas en papel y el cartón en una bolsa, el plástico en otra y la materia orgánica (restos de comida y material biodegradable) en otra; ahora deberás hacer dos separaciones más:

  • Residuos sanitarios (toallitas, productos de higiene femenina, gasas, algodones, etc) y orgánicos (uñas y cabello, fundamentalmente).
  • Instrumental cortopunzante usado (agujas, chuchillas, así como, instrumental estropeado y oxidado, como limas, cortauñas, etc).

Estos residuos deberán separarse en bolsas independientes y retirados mensualmente por una empresa especializada en gestión de residuos sanitarios y médicos.

3. Lleva calzado y ropa de trabajo adecuada por seguridad e higiene.

Para que tu personal trabaje seguro y cómodo, busca un vestuario y calzado adecuado, realizado con textiles repelentes de fluidos y fáciles de lavar. De esa manera, si por ejemplo, se mancha de sangre o caen sobre su ropa residuos, este tejido los repelerá y les resultará más fácil limpiar la zona en caso de quedar una pequeña mancha. 

Además, por prevención de riesgos laborales, tu equipo deberá cumplir con esta norma básica de higiene y seguridad, sumada a la necesidad de llevar el cabello recogido o cubierto con un gorro (en determinados servicios), los ojos protegidos con gafas especiales e incluso, su piel cubierta con guantes de látex o nitrilo.

4. Desinfecta correctamente el instrumental y limpia la zona de trabajo tras cada servicio.

Para desinfectar el instrumental, el equipamiento y las superficies, utiliza productos químicos, que te ayuden a limpiar, pero no resulten abrasivos o corrosivos. Antes de escoger un producto de limpieza ten en cuenta siempre sus propiedades y observa que sea: bactericida, fungicida, virucida, micobactericida y esporicida. Además, cuando escojas los muebles presta atención a que sean fáciles de limpiar y lisos. De la misma manera, cuando compres una mesa para manicuras, acompáñala siempre con un pequeño aspirador integrado en un cojín o en la propia mesa.

Otras maneras de esterilizar el instrumental, sobre todo el metálico, es hervirlo junto a productos químicos determinados, con propiedades de desinfección. Ten cuidado al usarlos y protégete, porque pueden ser tóxicos y requieren de tiempos muy concretos.

5. Realiza antes del servicio un protocolo de limpieza.

Para higienizar al máximo cada servicio, recuerda lavarte las manos siempre con jabón y limpiar al detalle la zona del cliente a tratar, sumergiéndola o usando algodones. Para mayor comodidad, te recomendamos tener en cada cabina y sala, al menos un lavamanos y jabón para agilizar el procedimiento y tenerlo siempre presente.

¡Solicita ahora una consultoría con nuestros profesionales y optimiza la  gestión de tu negocio!

6. Lava las toallas a diario.

Una toalla por cliente y luego a lavar. Ya sean las toallas con las que se cubrirá el cuerpo, las que utilices para secarles las manos o bien, las que uses para envolver su cabello. Al final del día, haz acopio de todas las toallas usadas y lávalas con agua caliente y un buen detergente, para que no quede rastro de bacterias o de posibles virus en el tejido.

7. Limpia, ilumina y ventila bien las estancias. 

El uso de productos químicos y de olores fuertes, así como la presencia de posibles bacterias en el ambiente. requerirá de condiciones especiales, que te ayuden a evitar contagios o intoxicaciones. Para ello, deberás tener ventanas y conductos de ventilación, que te ayuden a renovar el aire y a extraer los posibles agentes perjudiciales para tu equipo y tu clientela.

Además de ventilar las estancias de tu salón de belleza, deberás limpiar cada día a conciencia las superficies de trabajo, los muebles y las zonas de paso. Asimismo, para evitar la proliferación de bacterias y virus, así como el deterioro de determinados productos deberás vigilar la temperatura de la estancia y la iluminación.

8. Observar siempre la zona a tratar para detectar posibles enfermedades o dolencias en cabello, piel o uñas.

Antes de tratar al cliente, siempre tendréis que examinar la zona a tratar. En caso de sospecha, evita realizar el procedimiento cosmético y asesora al cliente. Por ejemplo, si un cliente tiene hongos en las uñas, se le recomendará de forma sutil, que vaya a su médico de cabecera para que le prescriba un remedio fungicida. Tratarlo, supondría exponer a tu personal y a otros clientes a un posible contagio por contacto con el pincel o con alguna pieza de tu instrumental para manicuras.

De la misma manera, si tiene un herpes labial y ha pedido cita para maquillarse, deberás proceder de la misma manera o bien, utilizar algún remedio propio y utilizar materiales desechables para maquillarla (guantes, esponjas, brochas, etc).

9. Realiza siempre un diagnóstico al cliente.

Igual que haces el reconocimiento en busca de alguna dolencia que pueda poner en peligro la salud de tu equipo y clientes, podrás apuntar en un formulario médicos de anamnesis sus particularidades y necesidades. Por ejemplo, para ahorrarte confusiones y alguna que otra mala experiencia, te recomendamos que siempre que te visite un nuevo cliente o vayas a probar un nuevo producto, le preguntes si tiene alguna alergia importante y le hagas pruebas de sensibilidad al producto cosmético que vas a utilizar durante el servicio. 

Así, en adelante, sabrás cómo ha reaccionado y que puedes o no seguir utilizándolo. En caso contrario, podrás buscar una alternativa más suave o hipoalergénica.

10. Envía emails de seguimiento con normas de seguridad e higiene básicas.

Por último, para asegurarte de que se respetan los protocolos, con FLOWww podrás enviar emails de seguimiento automáticos a tus clientes, informándoles de las precauciones que deberán seguir antes de su próxima visita. Por ejemplo, si sabes que determinados clientes tienen propensión a padecer eccemas, herpes u hongos, puedes recomendarles observación y el uso de productos prescritos por su médico, durante la semana anterior.

Con ello, no sólo proteges a tu equipo, sino que además, les ayudas a cuidarse y a evitar tratamientos que pueden agravar su dolencia.



¿Ya cumples en tu negocio con estas normas de bioseguridad para salones de belleza y centros de estética? Probablemente, algunas ya las cumplas 'a rajatabla', pero a lo mejor, otras te han sorprendido.

Para que no se te escape nada y puedas cumplir con la normativa en bioseguridad al pie de la letra, apóyate en FLOWww, un software de gestión y marketing, con todo lo que necesitas para llevar tu salón de belleza: desde la gestión de la información de tus clientes y el control de stock de tus productos de consumo interno, hasta los emails de seguimiento, con tips y recomendaciones. Si quieres conocer las ventajas de usar FLOWww en tu día a día, ¡pide una demostración gratuita con uno de nuestros consultores!

Notas relacionadas

Tips de Gestión,Estética,Belleza

flowww connect, lo que te une a tu cliente

Mejora en la central de compras: gestión de pedidos por ...

Sesión de belleza online/híbrida: Cómo mantener tu agenda ...

Reagenda: obtén el máximo rendimiento de tu agenda

¿Tratamientos de estética abandonados? Evita la pérdida de ...

Belleza holística: selfcare para cuerpo, mente y alma

La App de marca que te conecta con tus clientes

Futuro de la estética: Hiper-personalización

¡Dispara tu marketing con un Workflow!

Análisis de negocio: Fortalezas, debilidades, oportunidades ...

G6